Dechados de chaquira

Dentro de los tipos de dechados que se conocen, sobreviven varios realizados entera o parcialmente a partir de abalorios o chaquiras. El concepto de “abalorio” hace referencia a pequeños trozos de vidrio perforados que se llevan en sartas o hilos; este grupo abarca las lentejuelas, los canutillos y las chaquiras. Durante el periodo virreinal, las chaquiras se importaron a México desde Venecia, Bohemia, Checoslovaquia, China e India; durante el siglo XIX se popularizó su empleo en la ornamentación de los objetos bordados, en la confección de objetos religiosos y en la creación de accesorios como cigarreras, bolsos y tarjeteros. Este afán cobró impulsó a partir de las innovaciones tecnológicas que permitieron, a partir de 1860, se produjeran chaquiras a nivel industrial. Las piezas que aquí se muestran permiten apreciar las tendencias en el trabajo con chaquira, las cuales fueron pormenorizadas en manuales de “labores” o en los reglamentos de los talleres de costura de las escuelas de niñas o señoritas en los que se consideraba que era indispensable que las mujeres aprendieran a trabajar con dicho material, de moda hacia finales del siglo XIX y durante las primeras décadas del XX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s