De motivos e inspiración

Las flores se cuentan entre los motivos más utilizados dentro de este tipo de piezas. Se observan lirios, amarantos, claveles, jazmín y rosas, símbolos de la fertilidad, el cuidado, la belleza, el sacrifico,  el amor, la humildad, la misericordia. En algunas ocasiones podría afirmarse que la presencia de este tipo de motivos hace de los dechados un jardín virtuoso.

De manera concreta, los lirios refieren a la pureza y a la castidad; el clavel a la obediencia y a la penitencia; el amaranto a la unión y la fraternidad; el jazmín a la sencillez y la simplicidad; las rosas representan pureza, amor, humildad, misericordia, amor a Dios, belleza y sabiduría. También se realizaron dechados protagonizados por frases de amor y desamor con pictogramas.

Los motivos religiosos también son de presencia constante en los imaginarios que muestran los dechados. Son comunes las cruces o los corazones en llamas, monogramas de la Virgen —así como varias de sus advocaciones—, símbolos de Cristo, imágenes del Cordero de Dios y custodias.

Otro grupo correspondió a la representación de animales e insectos. Destaca la figuración de ovejas, perros, aves, monos, venados, ardillas, conejos, caballos y toros.

Por otro lado, los programas iconográficos de corte político también se hicieron presentes a través de la representación de elementos heráldicos o símbolos patrios que sugieren ideas conservadoras en el contexto político de la primera mitad del siglo XIX o bien, en cuanto a los casos más tardíos, elaboran una exaltación patriótica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s